Documento sin título

 

:::¿QUIÉN MANDA EN CHILE?:::

Cuando se escuchan voces en Chile con muestras visuales de las atrocidades cometidas en contra de los mapuches en recuperaciones territoriales y como respuesta escuchamos que el gobierno ataca a los comuneros, a los que acusa de terroristas, los reprime, hiere, y a veces mata, además de culpar a las madres de ofrecer a sus hijos como escudo, de hacer montajes concebidos sólo en la mente de los inescrupulosos mutantes del poder, nace con fuerza una pregunta ¿quién manda en Chile?

Hemos visto con terror a mujeres amarradas en el suelo mientras sus hijos lloran, hemos sabido de la intervención de individuos armados de las llamadas fuerzas especiales, en contra de niños mapuches, ingresando a escuelas, seres humanos pateados en la cara por botas que dependen del Ministerio del Interior y que más parecen patadas neonazis en contra de la raza mapuche. El gobierno entonces en guerra sucia sin asco, sin ética, sin humanidad, resulta ser responsable, pero a través del “Ministerio del Interior”, dicho así, un poder sin rostro ¡qué eufemismo! porque ¿quién manda sobre el Ministro del Interior? ¿quién manda en Chile?

¿Y sobre los delitos en contra del medioambiente? No hace mucho leí una declaración donde cerca de doce organizaciones Ambientalistas y de Defensa de la Tierra, denuncian la traición a las peticiones y demandas históricas de la ciudadanía en materia de institucionalidad ambiental, frente al reciente acuerdo político alcanzado entre el gobierno y los senadores para la aprobación inminente del proyecto que crea el Ministerio del Medioambiente, donde instauran los famosos Tribunales exigidos por la derecha, junto a la creación de un servicio de áreas protegidas que se sabe de antemano debilitarán seriamente las atribuciones sancionatorias de la Superintendencia Ambiental, provocando un grave retroceso en materias fundamentales como la participación ciudadana y la conformación de las COREMAS . De esta manera, el llamado “gobierno ciudadano” tranzó sin condiciones frente a las exigencias de la Alianza, desechando sin consulta alguna las demandas y propuestas emanadas de la ciudadanía. Entonces nuevamente la preguntita ¿Quién manda en Chile?

Seguimos sumando cuando pensamos con desesperación, cómo el gobierno despilfarra nuestro primer recurso natural “el cobre” a través del entreguismo a megaproyectos transnacionales y con royalty e impuestos absurdos que sólo sirven de fachada a estas transnacionales (para saber más al respecto leer “El libro Negro del Metal Rojo”, “Manual del Defensor del Cobre” “El País Virtual” todos de autoría del Economista Julián Alcayaga Olivares) En Chile, tenemos de invitados especiales a muchos grupos económicos mundiales poderosos, que ponen el capital sobre los derechos ciudadanos y humanos y ¿quién los deja entrar? ¿quién manda entonces?

Y para rematar, un tema que involucra a todo el país: “la educación” que en Chile no tiene ni calidad ni equidad; por un lado la demagogia y por el otro, la evidente política de convertir a la educación pública en la mano de obra barata para la explotación servil del pobre pueblo chileno, además para qué hablar del bono SAE, la Deuda Histórica y la represión terrorista intelectual en contra del profesorado , en fin… la culpa es de los ministros: que el del interior, que el de hacienda, que la de educación y en parte es verdad, pero ¿quién manda a esos ministros?

Parece que todos olvidamos que la única Presidenta de Chile es Michelle Bachelet, probablemente, porque en este país de discriminaciones negativas y positivas en contra de las mujeres nadie quiere que ella sea la responsable de las cosas malas que pasan, si total una mujer sirve más en este país verticalista como adorno, así como si fuera la estrella de nuestra bandera nacional. Pero en realidad ¿quién manda a los ministros? Un amigo mío, asertivo e ilustrado me dice “el departamento de estado norteamericano” y si no hacen lo que les manda nos pueden hacer guerra esta vez, porque dictadura y dictacracia concertacionista ya la tienen.

Y peor es ahora el mal en medio de los conciertos electoreros. No podía creerlo, cuando en el diario El Siglo del Partido Comunista vi el tremendo espaldarazo dado a la imagen de la Presidenta (El Siglo del 23-29 de octubre) cómo es posible me pregunto, en medio del conflicto mapuche, con heridos, niños agredidos y mujeres violentadas, cuando hasta las organizaciones de Defensa de los Derechos Humanos a nivel internacional y la Comisión Ética Contra la Tortura, la interpelaban con cartas que le pedían que detuviera la trasgresión a los Derechos del pueblo mapuche y sus niños; y esta superwoman de endurecida sonrisa y perfecta imagen, no claudica en su mandato de intervención armada. Aparece en el medio escrito del PC cuando los profesores con Jaime Gajardo a la cabeza están siendo pasados a llevar con una serie de injusticias laborales (desconocimiento de la Deuda Histórica y desconocimiento de la modalidad de pago del Bono SAE,,,) El Siglo ni más ni menos, reivindica a nuestra marcial e implacable Presidenta, entonces ¿quién manda en El Siglo? ¿quién es quién en la política del PC?

Aparte de la entrevista en El Siglo, a esta dama de botones y tacos se le ocurre saltar al escenario histriónico junto a la otra dama, la de Argentina, que vino a dar abrazos memorables, emulando el patriótico, soberano y fraternal “Abrazo de Maipú” pero lejos muy lejos están de lo que fue ese abrazo, en primer lugar, porque el de O’Higgins y San Martín fue de verdad y no de mentira, y además, no sirvió a empresas maldadosas de liderazgos performanceados. También hubo otro abracito hace algunos años entre los Presidentes de Chile y Argentina: Frei Ruiz Tagle y Menem, cuando entregaban la Cordillera de los Andes a las transnacionales con la firma del tratado minero, un tratado minero que se extiende hasta la Patagonia donde ni siquiera hay minas ¿por qué será? Ya sé, no hay minas pero sí hay agua (leer “El País Virtual”, el lado oscuro del Tratado Minero Chileno-Argentino de Julián Alcayata).

La verdad, es que de la “dictadura” pasamos a la “caradura” porque la verdad es, que hay que tener la cara muy dura para sonreír y hacer performances y sicomagias, mientras en el país hay ciudadanos sufriendo injusticias de todo tipo, hay que ser caradura para hablar de soberanía cuando los derechos humanos de los ciudadanos se violan todos los días, hay que ser caradura para hablar de educación de calidad y equidad cuando los profesores de Chile están en paro indefinido, porque ni siquiera les quieren pagar las deudas, menos asumir el compromiso con la Educación Pública.

Cómo hablar de un Gobierno Ciudadano si no se escucha a la ciudadanía, cómo hablar de soberanía si se despilfarra irresponsablemente el recurso natural que podría darnos la única posibilidad, no sólo de mejorar, sino que de optimizar la salud y la educación en Chile. Y de salud, mejor ni hablar, los chilenos se mueren sin esperanzas en los hospitales públicos … donde también la injusticia laboral en contra del sector de trabajadores más vulnerables se pasea a rienda suelta.

Entonces ¿sobre quien debe caer la responsabilidad? ¿quién tiene la culpa? ¿quién manda en Chile? ¿quién nos manda? …



Fuente: Ana Leyton

- 04/11/09

 

 

Documento sin título
INICIO SESION USUARIO
Nick:
  
Clave:
  
BUSCAR
Busca en Portal Choapa con Google

ENCUESTA

¿Cuál es el mayor atractivo del Valle del Choapa?

1.Petroglifos
2.Río Choapa
3.Raja de Manquehue
4.Reserva Nacional de Chinchillas

Mini-Chat
Documento sin título
Sitio desarrollado por Useco - Todos los Derechos Reservados
Montepío 391 2do. Piso - Salamanca - Tel (53) 551 309