Documento sin título

 

:::La pequeña minería y las farmacias :::



El 21 de agosto de 2003, el Presidente Lagos promulgó en Copiapó el Decreto 76 de Minería, que se llamó Política de Fomento para la Pequeña y Mediana Minería, que en su punto IV llamado Acceso a Mercados, establece: "Para garantizar el acceso de la producción del sector a los mercados internacionales, en condiciones comerciales similares a las que obtienen los grandes productores que operan en Chile, la Empresa Nacional de Minería administrará poderes de compra de minerales, concentrados y precipitados, y proveerá servicios de beneficio de minerales. El valor a pagar por el producto recepcionado se calculará descontando al precio del metal los valores de mercado internacionales, de la fusión y refinación electrolítica de concentrados, así como también, en el caso de compra de minerales, los valores que simulen mercados eficientes, de transformación de minerales a concentrados o precipitados... Para la pequeña minería se cobrará el menor cargo de fusión y refinación que se haya acordado en los contratos regulares anuales de compra suscritos por la Empresa con la minería mediana e independiente".



En virtud de este decreto supremo, las tarifas de compras de minerales, de concentrados y precipitados que la ENAMI realiza a la pequeña minería, se deben establecer en base a los cargos de la industria en el mercado internacional. Y para darle una mayor seguridad a la pequeña minería, el decreto 76 establece que a este sector, ENAMI debe cobrarles los cargos de fusión y refinación, los más bajos de los que ENAMI ha suscrito con la minería mediana independiente.



Esto quiere decir que, por mandato del DS 76, ENAMI debe aplicar a la pequeña minería el menor de los cargos de maquila que ENAMI cobra a cualquier tipo de mediano o gran productor minero, y sin alejarse tampoco de lo que se cobra en los mercados internacionales. Esto significa que, por más pequeño que sea el productor minero, legalmente ENAMI no lo puede discriminar con los cargos de maquila que le aplica.



Sin embargo, desde 1994 a lo menos, ENAMI siempre ha discriminado en las tarifas de maquila a la pequeña minería, aplicándole cargos muy superiores a los del mercado internacional, y ante los reclamos de los mineros por la aplicación de estos cargos discriminatorios, incluso la Contraloría respondía “que ellos no eran contrario a derecho”. Pero todo cambió a partir de agosto de 2003, con la promulgación del DS 76 que prohibía legalmente esa discriminación, y por esta razón, en los últimos años diversas organizaciones de pequeños mineros han recurrido al Ministerio de Minería, la Contraloría General de la República e incluso a la Comisión de Minería de la Cámara de Diputados, para reclamar porque ENAMI les seguía aplicando a los pequeños mineros tarifas de maquila superiores en cerca de 200% a los cargos internacionales. A pesar que esta discriminación es “contraria a derecho” no ha habido receptividad en estos organismos ante estos reclamos, a pesar que desde hace más de 3 meses está pendiente una respuesta de la Contraloría al Comité de Defensa y Recuperación del Cobre sobre esta discriminación, y además sobre las decenas de millones de dólares que ENAMI perdió en los mercados de futuro del cobre, como otrora lo hiciera J.P. Dávila en Codelco, pérdidas que en su mayor parte no fueron aclaradas.



Pero como esta discriminación tarifaria es contraria al DS 76, a todos los pequeños mineros afectados durante años por esta práctica abusiva de ENAMI, les queda aún el recurso a los Tribunales de Justicia para demandar reparación por esta discriminación. Quizás para prevenir un dictamen adverso de la Contraloría y eventuales demandas en los Tribunales de Justicia, el Sr. Jaime Pérez de Arce, Vicepresidente Ejecutivo de ENAMI, viene de sacar un as debajo de la manga: la revisión del DS 76.



En efecto, con ocasión del mes de la minería, en el mes de agosto se realizó en Antofagasta un Seminario sobre la mediana minería, y el Sr. Jaime Pérez de Arce, propuso revisar el DS 76 con el propósito de adecuarlo a las “nuevas realidades del mercado”, y se pueda aplicar tarifas diferenciadas según el tamaño del productor, es decir elevados cargos de maquila para los pequeños y bajos cargos para los grandes. Esto no cambia en nada a lo que ya se viene aplicando, pero al revisar el DS 76 esta discriminación estaría “de acuerdo a derecho” y no se podría recurrir ante nadie. Y para conseguir que el gobierno apruebe esta revisión del DS 76, el Sr. Pérez de Arce solicita la colaboración de la Sonami, y de seguro que la tendrá, puesto que esta asociación gremial está dominada por las grandes mineras extranjeras y ya no representa ni defiende a la pequeña y mediana minería nacional.



Tener una tarifa para los grandes y otra para los chicos, es lo que han hecho los grandes laboratorios con las farmacias, donde existen precios para las pequeñas farmacias y otro para las tres grandes cadenas, lo que ha hecho desaparecer a la aplastante mayoría de las pequeñas farmacias. Que sólo las grandes mineras tengan derecho a trabajar, como en las farmacias, parece ser el remedio que se busca con la revisión del DS 76. Pero en esta eventualidad, los pequeños mineros no van a desaparecer, porque con el actual precio del cobre, por más triquiñuelas que se hagan con las tarifas de maquila, los pequeños mineros igual van a sobrevivir, porque no tan solo es una actividad económica más, es también una cultura y una forma de vivir, y eso no de destruye modificando un simple decreto. Y por eso no desaparecieron cuando el cobre estaba menos de un dólar la libra y ya se discriminaba con sus tarifas.





Julián Alcayaga O.

Economista

www.defensadelcobre.cl


- 22/09/09

 

 

Documento sin título
INICIO SESION USUARIO
Nick:
  
Clave:
  
BUSCAR
Busca en Portal Choapa con Google

ENCUESTA

¿Cuál es el mayor atractivo del Valle del Choapa?

1.Petroglifos
2.Río Choapa
3.Raja de Manquehue
4.Reserva Nacional de Chinchillas

Mini-Chat
Documento sin título
Sitio desarrollado por Useco - Todos los Derechos Reservados
Montepío 391 2do. Piso - Salamanca - Tel (53) 551 309