Documento sin título

 

:::CASO LAVANDERO: DIPUTADO DÍAZ Y J. CHARLET REVELAN IRREGULARIDADES DEL JUICIO. COMENTA FABIOLA MARÍN:::



EL DIPUTADO EDUARDO DÍAZ Y EL DIRIGENTE SOCIAL JORGE CHARLET DEVELAN IRREGULARIDADES EN EL PROCESO DE JORGE LAVANDERO. COMENTA FABIOLA MARÍN SALGADOIntervención del H. Diputado Eduardo Díaz en hora de incidentes en la Cámara de DiputadosSeñor Presidente:Cuando a fines del mes pasado en Temuco el Tribunal de Garantía denegó la solicitud del fiscal jefe de la Novena Región de fijar una audiencia para quitarle el beneficio de la salida dominical a Jorge Lavandero, consideré que había llegado la hora de analizar, desde el Parlamento, las circunstancias que han rodeado los hechos ocurridos en torno a este caso.Hablo porque me asiste el mismo convencimiento que a muchos: que en torno al “Caso Lavandero” hay aún muchos temas aún oscuros y, por tanto, bastante que aclarar.De partida, destacaría el contraste entre la actuación de este segundo Tribunal de Garantía, respecto de la que le cupo a aquel que llevó el juicio abreviado contra Lavandero, en un procedimiento que éste nunca ha dejado de cuestionar.Los derechos a favor del imputado que establece el Código Procesal Penal se basan en que “[…] el Juez de Garantía consultará al acusado a fin de asegurar que éste ha prestado su conformidad al procedimiento abreviado en forma libre y voluntaria, que conociere su derecho a exigir el juicio oral, que entendiere los términos del acuerdo y las consecuencias que éste pudiere significarle y, especialmente, que no hubiere sido objeto de coacciones ni presiones indebidas por parte del fiscal o de terceros”.Durante la audiencia de su juicio, muchos chilenos escuchamos con claridad cuando Lavandero dijo delante de la Jueza de Garantía que “se sentía presionado”, hecho tremendamente relevante al cual ella no atendió, con lo que quedaron inermes los derechos del imputado, sus derechos humanos más elementales. Pues en el nuevo sistema procesal penal, el tribunal de garantía debe precisamente procurar que la fiscalía no ejerza sobre aquel una presión desmedida.Como recordaba recientemente don Jorge Charlet, Presidente del Consejo Administrativo del Hospital Regional de Temuco, de acuerdo al profesor y connotado jurista de Derechos Humanos José Galeano. “nadie puede atribuir a la aceptación del juicio abreviado, el valor de una confesión de culpabilidad”.Hay que recordar que Jorge Lavandero llegó absolutamente herido en su estabilidad emocional a un juicio abreviado negociado por su defensor con el fiscal Armendáriz, en términos que al final denunció como absolutamente diferentes a los convenidos.De este modo, un hombre completamente quebrado por el abandono, por la ofensiva feroz de los medios en su contra, que dormía poco y mal a punta de pastillas, y en hecho ya incapaz de defenderse, se le llevó a aceptar un juicio abreviado, sin que la jueza de garantía defendiera su derecho a ir a un procedimiento oral en el cual debió haberse pesado todas las pruebas que pensaba podría esgrimir a su favor.Y si esos son los reparos al papel del Tribunal de Garantía, que le corresponde cuidar a aquel que está sometido a presiones de carácter sicológico, del papel feroz del Estado, también en cuanto al accionar del fiscal debemos recordar que éste debió sopesar en su accionar no sólo las pruebas que pudieren haber perjudicado al investigado, sino -y con la misma fuerza- también aquellas que le pudieren haber liberado. Esto no lo hizo el fiscal a cargo del caso, lo que le hizo perder la necesaria y exigible objetividad. En la Reforma Procesal Penal, la figura y el rol del fiscal son relevantes, pero siempre bajo la demanda de poner en su tarea el más estricto celo y objetividad. Muchos opinan, y opinamos, que estuvo muy lejos de suceder así en este caso.Para qué recordar el papel del abogado defensor, que en definitiva lo único que consiguió fue un pésimo juicio abreviado, para terminar con su defendido preso, aunque cobrando insistentemente cuantiosos honorarios.Entonces, caben dudas de como funcionan las instituciones, si las transacciones se hacen una mala costumbre entre todos los actores clave de esta nueva justicia criminal, a cambio de mostrarles a las autoridades hermosas estadísticas en color verde y honorarios cancelados. Después de este caso y otros muchos, sobre la confiabilidad de esta nueva institución cada vez surgen más dudas.Jorge Lavandero, incluso antes del final del juicio, fue públicamente condenado. Tal vez por eso tomó decisiones equivocadas, porque a las audiencias no llegó el político claro de mente y de palabra que siete veces resultó electo parlamentario, sino un hombre anímicamente destrozado, sólo contra el avasallador poder de un Estado, que encontró en el suyo el caso ejemplar para difundir la Reforma Procesal Penal ante la opinión pública, y que invirtió una fortuna en liquidarlo, prueba de lo cual fueron las millonarias cuentas de pasajes aéreos, hoteles, restaurantes y autos arrendados rendidas por la numerosa comitiva del fiscal de Las Condes que se fue a Temuco.Ya terminará algún día Lavandero su condena. Tendrá ocasión entonces de intentar una postrera defensa de su figura, tras haber pagado muy duro por delitos de los cuales sigue clamando ser inocente. Por todo lo dicho, y a partir de la serie de hechos irregulares que rodearon el caso desde sus inicios hasta el día de hoy, creo que Jorge Lavandero nunca pudo ejercer su derecho a un proceso justo.La jueza de garatía no cumplió su rol de garantizarle los derechos más elementales, pese a estar viendo que no estaba en condiciones de tomar las decisiones que tomó, y que tan caro le costaron y a pesar de haber señalado expresamente que se sentía presionado. Y junto al accionar del fiscal y del abogado defensor, impidieron que fuera a un juicio oral en el que se desplegara toda la evidencia y todas las pruebas que tenía para defenderse.Por lo tanto, creo que en un tiempo más, cuando pueda intentar borrar los manchones lanzados sobre su imagen, muchos chilenos haremos fe de su versión de lo sucedido.Dados estos antecedentes, yo creo que Lavandero es inocente y muchísimos más así lo creen.Señor Presidente: en atención a los conceptos vertidos en estas palabras, ruego a Ud. se oficie copia íntegra de mi intervención a la señora Verónica Baraona del Pedregal, Subsecretaria de Justicia, y al señor Guillermo Piedrabuena Richard, Fiscal Nacional del Ministerio Público.He dicho.Nota: al final de su intervención el Diputado Díaz fue felicitado por los Diputados Fernando Mesa, Segundo Vice-Presidente de la Cámara de Diputados; Carlos Olivares; Mario Venegas; Alejandra Sepúlveda; Jaime Mulet.El ilustre legado de un parlamentario recio. Por Jorge Charlet*Los acontecimientos de estos últimos días me hicieron retroceder mi memoria en unos tantos años y volver a reafirmar lo bueno que fue para la región, para el país y para los postergados de siempre la presencia y gestión de Jorge Lavandero Illanes. La verdad es que es un recuerdo siempre presente no solo en mí sino en miles de personas.Obviamente debo agradecer este paseo por el pasado reciente, a las noticias publicadas por la prensa acerca de la solicitud del Fiscal Jefe de la Novena Región Don Francisco Ljubetic. Pretendía derogar el beneficio de la salida dominical que goza el ex senador quien cumplía cabalmente con las exigencias carcelarias impuestas para este tipo de beneficio.Bueno el tiro le salió por la culata al Sr. Fiscal. ¡¡ Cuanto dinero de los contribuyentes fueron simplemente lanzados por la ventana por un cuasi capricho de algunos!! La verdad es que no se necesita ser un prominente abogado experto en no se qué para entender [cachar en jerga popular] que dicho capricho, desde que salió de la cabezota de alguien o de algunos, llevaba consigo el sino del más profundo fracaso; la Fiscalía de la IX región no tiene jurisprudencia ni “pito que tocar” con respecto de una decisión tomada en pleno derecho por Gendarmería que es el órgano encargado de otorgar dicha facultad.¿Qué bicho les picó o que “fantasmitas” creyeron ver para pedir la derogación de la salida dominical después de a lo menos 19 salidas sin falta alguna a las disposiciones exigidas? ¿No les parece algo extraño?Pero antes de seguir haciendo conjeturas acerca del porqué de todo esto, quisiera señalar algunas cosas que me parecen de vital importancia que la ciudadanía debe conocer y grabar en su “disco duro” [quiero decir en la memoria].Sin mayores aspavientos pienso que Jorge Lavandero Illanes fue víctima de un brutal atropello judicial y que es inocente hasta que se nos demuestre existencia de lo que los juristas denominan la “Plena Prueba Objetiva”. Lavandero en ningún momento realizó una confesión expresa de su culpabilidad en los hechos que se le imputaban. Es más, sabemos con certeza que se hizo manifiesto al o la Juez de Garantía que Lavandero revocaba el poder de sus abogados en esta materia y que no tenía ni la más mínima intención de renunciar a un juicio oral porque estaba convencido de su inocencia. Se interpusieron recursos legales que fueron rechazados por cuestiones meramente formales. Con esto en mente el argumento de “atropello jurídico” toma consistencia.El artículo 409 del Código Procesal Penal dice “…el Juez de Garantía consultará al acusado a fin de asegurar que esté ajustado su conformidad al procedimiento abreviado en forma libre y voluntaria que conociere su derecho a exigir el juicio oral, que entendiera los términos del acuerdo,…”etc, etc. Aquellos que estuvimos en la audiencia pudimos escuchar con claridad cuando Lavandero dijo que “se sentía presionado….” lo cual no fue atendido por la Jueza. Sin lugar a dudas lo expresado en lo expresado en los párrafos anteriores deja claro que el espíritu, deseo, convicción y la verdad objetiva, clara, pública y oficialmente expresada de la voluntad de Lavandero no fue reconocida. Ahora bien, de acuerdo al profesor y connotado jurista de DDHH [Derechos Humanos] José Galiano “nadie puede atribuir a la aceptación del juicio abreviado, el valor de una confesión de culpabilidad” cuestión que lo demuestra basado en tres razones: jurídica, lógica y ética que sería muy largo precisar en éste artículo. Para aquellos y aquellas que deseen interiorizarse en profundidad acerca del caso los invito a visitar:cep.cl/Cenda/Cen_Documentos/Pub_JLavandero/Varios/Lavand_Galiano2.doc Concluyendo, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que Lavandero tiene pleno derecho a manifestar su inocencia ya que jamás se ha probado lo contrario y nunca se ha declarado culpable. Cualquier presión o intento de socavar sus derechos penales tomando como argumento el que “debe asumir su culpabilidad” no es otra cosa que una burda extorsión.Una vez sentado el precedente arriba latamente descrito cabe preguntarse ¿acaso la “gracia” del Fiscal Ljubetic obedeció a una soslayada advertencia a Lavandero de poderes fácticos o se trató solo de una “bomba de humo” para esconder una “gracia” mayor?¿Acaso alguien o algunos tienen temores que la gravitancia electoral del “viejo cacique” los pueda perjudicar? ¿Quizá la cercanía de conocer la verdad acerca del “Caso Lavandero” pone nerviosos a muchos próceres del mundo político y de los que están tras bambalinas? o simplemente quieren obstruir a como de lugar que Lavandero vaya obteniendo gradualmente los beneficios que ofrece el sistema de Gendarmería y para ello cada cierto tiempo harán un estallido judicial chanta para ello.Jorge Lavandero fue victima de un vil asesinato político. Su culpa fue, desde mi modesto punto de vista el haber sido un parlamentario “puntudo”, hacedor, cercano a la gente, denunciante, valiente y, por qué no decirlo, un algo loco; por algo le decían “el loco Lavandero”. Hizo del tema del cobre su principal denuncia y a su vez su principal enemigo obviamente mucho más poderoso que cualquier otro por la cantidad de tentáculos que mueve entre las sombras.Las características que mostró Lavandero como parlamentario hoy en día no son muy bien venidas y aquellos que se acercan a dichos parámetros son catalogados de “díscolos”. Hoy en día la cuestión es “no hacer muchas olas”.Los que estamos en el mundo popular podemos apreciar sin lugar a dudas, que la caldera comienza a bullir con fuerza por una mejor calidad de vida, por un país más justo, equitativo, solidario y realmente participativo. La ciudadanía y las organizaciones comienzan a moverse y a exigir lo que les corresponde.El Cacique no está presente pero, duela a quien le duela, su legado comienza a sentirse y a hacerse presente.*Jorge Charlet es dirigente social, Presidente del Consejo Administrativo del Hospital Regional de Temuco, asesor en materia de salud de la Unión Comunal “Araucanía”, integrante de la Coordinadora Cautín de mapuche urbano Warriache, Ingeniero de Minas [NT] UTE, Physician Extender Universidad de Stanford, California.04/09/07Foto: Jorge LavanderoFuente: Diario El GongCOMENTARIO DE FABIOLA MARÍN SALGADO* Más sobre el caso Jorge LavanderoCompañeros quiero mencionar a Jorge Lavandero. ¿Por qué yo quisiera hacer eso? Porque a pesar de no conocerle y no tener suficiente conocimiento técnico de la nueva ley procesal penal, ni de los oscuros pasajes que se escriben de un hombre que aun clama por su inocencia.Yo lo conozco por sus hechos.......él defendió el cobre, él defendió los recursos naturales no renovables de Chile, porque además él se opuso al proyecto Pascua Lama y delató más de una vez la maraña de arreglines que se estaban gestando en el seno del gobierno de Frei con toda la selecta manga de corruptos que lamentablemente contamina a ese partido.El tratado minero Chileno -Argentino, fue gestado por la Barrick Gold y sus bien aceitados vende patria chilensis, que juro que hasta desde la tumba les escupiré en la cara. Todo ese pasaje no puede ser más oscuro, una mafia venida directamente del padre de Bush, mezclado con traficantes y gente de muy oscura conducta. Si se ponen a pensar con mayor alejamiento del caso, y analizan la situación: un senador poderoso opuesto a los planes de la mafia que enjuiciaba a la Barrick en sus designios argumentado con convicción para evitar tal regalo de nuestros recursos no renovables, era evidente que había que sacarlo del medio y cuan mejor que usar la vieja fórmula de los católicos...¡destruir la imagen del oponente! y qué mejor que colgarle la peor de las imágenes: abusos sexuales ....con testimonios de gente que nunca pudo encarar!....pues le negaron el juicio oral al que tenía derecho, como bien lo señalan expertos juristas de la Universidad de Chile.Hoy más que nunca tengo la plena seguridad que Alvear nunca será candidata a Presidenta ni presidenta si no se atreve a limpiar su partido de tanta corrupción y millonarios mal habidos en su seno...los remito al análisis jurídico publicado por Fortín Mapocho.* Miembro de la ONG VIDA AUTÓNOMA. Cooperación y Desarrollo
Fuente: Fortin Mapocho

PEQUEÑA LULU - 08/01/09

 

 

Documento sin título
INICIO SESION USUARIO
Nick:
  
Clave:
  
BUSCAR
Busca en Portal Choapa con Google

ENCUESTA

¿Cuál es el mayor atractivo del Valle del Choapa?

1.Petroglifos
2.Río Choapa
3.Raja de Manquehue
4.Reserva Nacional de Chinchillas

Mini-Chat
Documento sin título
Sitio desarrollado por Useco - Todos los Derechos Reservados
Montepío 391 2do. Piso - Salamanca - Tel (53) 551 309