Documento sin título

 

:::Las AFP, su cara oculta:::



Las AFP, su cara oculta

La Superintendencia de Pensiones viene de informar que los fondos de pensiones de las AFP disminuyeron en 16 mil millones de dólares, desde hace un año, lo que representa casi la mitad del Presupuesto Nacional, y casi dos años de los aportes de Codelco. Estas colosales pérdidas de los fondos previsionales de los chilenos, es una prueba más del fracaso total del sistema de las AFP. Pero las pérdidas de los fondos de pensiones, no es más que la cara visible y pública de la medalla, porque existe otra o aspecto, aún más dañino para los trabajadores afiliados a este sistema, pero que pasa desapercibido: la cotización adicional.

Las cotizaciones que el DL 3.500 obligó a pagar a las AFP, están dividida en dos partes: a) 10 % que va al Fondo de Pensiones de cada afiliado, y que es el que viene de perder 16 mil millones en el último año, el 15% del fondo, b) una Cotización Adicional, que en promedio en estos 28 años se ha situado en alrededor de 3 %, de la cual un 0,5 % se destina al Seguro de Invalidez y Sobrevivencia, por lo que a las AFP les ha quedado UNA COMISION bruta de 2,5 %. El objetivo de esta comisión de 2,5 %, es “financiar” la administración del sistema, incluida la gestión del Fondo de Pensiones para que produzca una buena rentabilidad. Además, hasta la entrada en vigencia de la Reforma Previsional actual, las AFP cobraban una Comisión Fija que en promedio ha sido de alrededor de $ 400, que se descontaba directamente del Fondo de Pensiones. Todo esto lo vamos a reflejar en el siguiente de cuadro, calculando estas cotizaciones en base a una remuneración de $ 200.000 mensuales.

Cotización Fondo 10 % C. A. 2,5 % S.I.S. 0,5 % Total
----------------------------------------------------------------------------
Monto 20.000 5.000 1.000 26.000
Com. Fija - 400 +400
Totales 19.600 5.400 1.000 26.000
% comisión AFP 20,8 %
---------------------------------------------------------------------------
Rent. Fondo 10 % + 1.960
C.A.= Cotización adicional; S.S.I.= Seguro De Invalidez y Sobrevivencia

En total, por un salario de $ 200.000, se le ha descontado al trabajador $ 26.000, y de ellos, han quedado en el Fondo de Pensiones solamente $ 19.600 y $ 1.000 para contratar el Seguro de Invalidez y Sobrevivencia, pero la suma de $ 5.400, han ido a parar directamente al bolsillo de las AFP, lo que representa el increíble porcentaje de 20,8 % de la cotización total o 27,5 % del Fondo de Pensión. Con ese 20,8 % de Comisión, las AFP han administrado los fondos para dar una rentabilidad que en el promedio histórico, antes de las pérdidas de este año, se situaba alrededor del 10 %. Es decir, los trabajadores que ganan un salario de $ 200.000, les han pagado a las AFP $ 5.400, para que rentabilicen su fondo de $ 19.600, obteniendo una rentabilidad de solo $ 1.960, pero le han pagado a las AFP una comisión de $ 5.400 para ganar solo $ 1.960. Es en realidad una gran estafa y un verdadero robo, pero es un robo legal, puesto que está autorizado por ley, el DL 3.500. Es como si fuéramos a un banco a depositar $ 26.000 (el total de las cotizaciones), y al cabo de un mes el banco nos diga: Ud. ha ganado $ 1.960 de interés, pero a la vez el banco le cobra una comisión de administración de $ 5.400, por lo que su depósito de $ 26.000, al cabo de un mes bajó a $ 22.560 (26.000+1960-5400). ¿ Alguien depositaría dinero en un banco, si la comisión que le cobran es 3 veces superior al interés que le pagan ?. Nadie en su sano juicio lo haría, pero aquí, por ley, el DL 3.500, legitimado por la reforma previsional de la Presidenta Bachelet, todos los trabajadores chilenos está obligados a realizar este tipo de depósitos en una AFP, es más, con la reforma, ahora se obligará a los trabajadores independientes a afiliarse a las AFP.

¿ Es que tiene alguna justificación económica, de costos, o histórica que las AFP se lleven el 23 % de nuestras cotizaciones previsionales para administrar el sistema ?. ¿ Cuál es el costo o comisión que cobraban las antiguas Cajas de Previsión chilenas ?. Tomemos el ejemplo de la Caja de Empleados Particulares, creada en 1952 por la Ley 10.475, que en su art. 2 establecía que solo el 3,5 % del fondo se debía destinar a la administración del sistema. Esta Caja tenía que administrar cuentas individuales de cesantía, previsión, de préstamos, de retiro de fondos previsionales, de indemnización por año de servicios, etc. y que todas esas cuentas individuales se reajustaban y ganaban intereses. Todo se hacía en cartolas manuales, cuando ni siquiera existían las simples calculadoras eléctricas, y menos aún la computación, sin embargo, a pesar de ese enorme trabajo, bastaba con un 3,5 % del Fondo para financiar holgadamente la administración del sistema. Con los enormes progresos que hoy registra la informática, si hoy se creara nuevamente esta Caja, con un 3 % del fondo, sobraría plata para administrar el sistema. Por ello, podemos decir sin temor de ninguna especie, que cobrar el 20,8 % de comisión en favor exclusivo de las AFP, 6 veces más que en el antiguo sistema, es un verdadero robo de las cotizaciones de los afiliados, pero que como ya lo dijimos, no se le puede llamar robo porque esta autorizado por el DL 3.500. Pero tampoco es tan legal, porque se opone a un principio fundamental del Código Civil chileno y universal: el enriquecimiento ilícito.

Más que la mala administración del fondo de pensiones, la cotización adicional, es la razón principal por la cual este sistema no entrega pensiones dignas a la inmensa mayoría de sus afiliados. Solo se puede concebir que un robo de esta naturaleza haya podido ser aprobado por una ley, el DL 3.500, porque se aprobó por una dictadura que no admitía oposición, pero no se justifica en democracia. En la actual reforma previsional se debió poner un tope a la cotización adicional, como la que existía en los antiguos sistemas, pero no pensaron siquiera en ello en la Comisión Marcel, ni el gobierno, ni los parlamentarios. Poco meses antes de terminar su gobierno, el Presidente Kirchner, no solo le puso un tope a esta cotización, sino que además permitió la desafiliación del sistema. Al parecer los argentinos, no solo tienen mejores AFP y futbolistas que nosotros, sino que también mejores políticos.


FUENTE:
Julián Alcayaga O.
Economista
www.defensadelcobre.cl

COMUNIDAD - 11/11/08

El problema del sistema de pensiones solidario de reparto es técnico, no político. Es más fácil entender cómo funciona un sistema solidario o de reparto de pensiones si le pregunto a usted. ¿Pueden sus hijos que se supone que trabajan financiarle una jubilación digna como a usted le gustaría? ¿Tiene los hijos suficientes para financiarla? ¿Estarían dispuestos a hacerlo? ¿Por qué no se podría proyectar este ejercicio al resto del país? Hay que ver las críticas de la gente que se pueden leer a través de los diarios en Internet en los países donde existe el sistema de reparto de pensiones. "No más AFP" es una consigna que no propone nada mejor en su reemplazo, volver de nuevo al sistema de reparto no es viable debido al aumento de la expectativa de vida (muchos caciques y pocos indios), por lo tanto lo más razonable es seguir mejorando el actual sistema de AFP, que da el paso al seguro de renta vitalicia que otorga una pensión estable para toda la vida y que se puede garantizar a otras personas en reemplazo de la herencia, la compañía de seguros asumen el riesgo financiero y de sobrevida. Las pensiones paupérrimas que afectan a algunas personas de nuestra generación se deben a que provienen del antiguo sistema de reparto de pensiones, porque solo se reconocieron una pequeña parte de las cotizaciones en las cajas de previsión social entre 1979 y 1981 que dieron como resultado un bono de reconocimiento muy bajo provenientes de fondos que no existían. Todo lo demás se perdió porque se gasto en los jubilados de la época en un sistema donde no había ahorro. Por eso el sector público reclama del daño previsional pero en realidad el daño previsional fue para todos. En todo caso, no toda la responsabilidad de las bajas pensiones de mi generación provienen del sistema antiguo, también con los principios que aplican los actuales ingenieros comerciales en las empresas, muchas personas quedan cesantes antes de los 65 años y tienen fuertes lagunas previsionales que les perjudica fuertemente. Subir la edad de jubilación está bien en un sistema de reparto de pensiones pero no en uno de capitalización individual. Lo que hay que hacer es mejorar los mecanismos de ahorro como el APVC que no tiene los incentivos tributarios suficientes para su difusión porque los políticos no aceptaron las sugerencias de los expertos. En cuanto al lucro la misma Superintendencia de Pensiones sugiere que el sistema da para bajar los costos: http://www.spensiones.cl/portal/informes/581/articles-3483_pdf.pdf y se está trabajando en ello. Eso sí que parte la responsabilidad de bajar sus costos requiere de la voluntad de los mismos afiliados. Si no ¿porque los que se encuentran en la AFP Plan Vital no se cambian a la AFP Modelo? Entonces, ¿los afiliados se cambiarán a una AFP estatal más barata? El sistema de pensiones de capitalización individual ("sistema de AFP") ha significado la mayor creación de riqueza en beneficio directo de los trabajadores en toda la historia de Chile. Del capital total en las cuentas de ahorro, sólo un 23% se debe a los aportes de los afiliados mientras que un 73% se origina en la rentabilidad de los fondos. El diseño original de “rentabilidad resultante” (en vez de “rentabilidad ofrecida”, como p.ej. operan los bancos) le ha permitido a los trabajadores captar la altísima rentabilidad del sistema gracias al crecimiento acelerado y la secuencia virtuosa de primero crear el sistema de AFP y después emprender las grandes privatizaciones. Los fondos de pensiones han rentado un promedio de 8,66% al año, por encima de la inflación, durante el período Junio 1981- Diciembre 2012 (o sea, UF + 8,66%; Fondo C; (Fuente: Superintendencia de Pensiones). Este período de 32 años incluye, entre otras, la Gran Recesión de 2008-2009 y la crisis europea del 2011. Nunca se ha perdido un peso de los fondos por malversación o fraude, gracias a la prudente y eficaz regulación legal del sistema. Los pilares del sistema de pensiones de capitalización individual creados por la Revolución AFP de 1980 se han mantenido intactos durante seis gobiernos y varias crisis económicas y políticas. El ahorro previsional acumulado en Chile por 9 millones de trabajadores asciende a US$ 204.000 millones (75% del PIB). Se compone de US$ 168.000 millones en los fondos de pensiones administrados por las AFPs y de US$ 36.000 millones traspasados desde las AFPs a las reservas técnicas de las compañías de seguros para cubrir las rentas vitalicias originadas por el sistema de capitalización. La experiencia pionera de Chile ha originado una revolución mundial de las pensiones. Treinta países ya han seguido el modelo chileno y 150 millones de trabajadores son propietarios de una cuenta de ahorro para la vejez. Hoy, gracias al sistema de AFP, en todo foro sobre pensiones y seguridad social en el mundo, el nombre de Chile está en el 1° lugar. (Fuente: focus group cátedra) El sistema de capitalización individual tiene falencias que hay que seguir mejorando, el mundo actual es dinámico y un sistema de pensiones no puede ser estático. Por eso hay que estar revisándolo periódicamente. Cordialmente, Luis Fernando Correa, Asesor Previsional - Luis Fernando Correa rosado

 

 

Documento sin título
INICIO SESION USUARIO
Nick:
  
Clave:
  
BUSCAR
Busca en Portal Choapa con Google

ENCUESTA

¿Cuál es el mayor atractivo del Valle del Choapa?

1.Petroglifos
2.Río Choapa
3.Raja de Manquehue
4.Reserva Nacional de Chinchillas

Mini-Chat
Documento sin título
Sitio desarrollado por Useco - Todos los Derechos Reservados
Montepío 391 2do. Piso - Salamanca - Tel (53) 551 309